miércoles, 1 de junio de 2011

Los abuelos

"Los abuelos, lo mejor del mundo"

Hoy mi abuela me enseñó orgullosa y emocionada un trabajo que mi prima pequeña (está en 5º de primaria) había hecho en clase, el cual era una redacción sobre los abuelos para el colegio, y la verdad es que me impresionaron algunas cosas que puso, que no me hubiera esperado para su edad.

Cuando somos pequeños tenemos a nuestros abuelos en todo un pedestal, son lo máximo para nosotros... Son nuestros ejemplos a seguir, nuestros amigos, nuestros consejeros, nuestros cómplices...son todo lo que queremos que ellos sean; sin embargo, a medida que pasan los años, los vamos dejando un poco más de lado, sin darnos cuenta...

Parece como que es un suplicio tener que ir a visitarles, cuando en realidad, no es así y cuando estás con ellos, no querrías que acabara el tiempo, las charlas se te hacen tan cortas que te hacen querer volver al día siguiente; pero claro, a medida que te vas haciendo más mayor, tienes menos tiempo para estar de visitas.

"Ahora os quiero decir una cosa, con toda confianza: todas las niñas y niños que no tengan abuelo o abuela (por que yo soy una de ellas) os quiero decir que habléis con ellos en vuestro interior, por que aunque creáis que no os escuchan, si que os escuchan, además también os responden, pero tenéis que estar muy calladitos. Yo lo hago muchas veces y me lo paso genial hablando con mis abuelos, el momento mejor para hablar es en la cama".

Es curioso como cuando a esa edad te da igual que tus abuelos estén lejos o cerca, presentes en tu vida o no, te da igual, por que tu les notas contigo. Hace mi prima una mención de como antes de irse a dormir muchas veces habla con sus abuelos que fallecieron y si echo la vista atrás a cuando era más pequeña, me veo también por las noches en la cama hablando con mis abuelos y ahora ya, son escasos los momentos en los que me acuerdo de los que ya no están, mas que nada por que jamás les conocí...

Pero sobre todo, lo que más me ha impactado ha sido cuando escribe sobre su abuelo que desde no hace mucho tiempo ya no está... "Muchas veces íbamos mi abuelo, mis hermanas y yo al campo a coger saltamontes y nos lo pasábamos estupendamente. Caminábamos mucho y le gustaba enseñarnos muchas cosas sobre las plantas y los pájaros, veíamos perdices y conejos. Sacaba su lupa y apreciábamos insectos y las cosas más diminutas. VEÍAMOS COSAS QUE PARECÍAN INVISIBLES".